COMO USAR EL TAMPON BEPPY

Gracias a su forma, el tampón Beppy es muy sencillo de utilizar. Diversos estudios dermatológicos y clínicos han demostrado que el tampón Beppy no provoca irritaciones y se puede usar de forma segura. Su diseño es tan ergonómico que no notarás que lo llevas puesto. Por eso, asegúrate de no llevarlo puesto durante más de 8 horas.

Su introducción es muy cómoda porque el tampón Beppy está humedecido con Lactagel, un ácido láctico que mantiene el equilibro natural de la vagina. Lee las instrucciones de uso antes de su utilización:

  1. Introducir el tampón Beppy
    • Lávate las manos previamente y extrae el tampón Beppy de su envase.
    • Aprieta el tampón. Separa los labios vulvares con la otra mano e introduce el tampón con el dedo índice hasta el final de la vagina. (Introdúcelo con el orificio mirando hacia el exterior).
    • Nunca lo lleves puesto más de 8 horas seguidas sin cambiarlo por un tampón Beppy nuevo.
  2. Extraer el tampón Beppy
    • Introduce el dedo en el orificio y tira del tampón Beppy. Puede ser práctico situar una pierna más alta que la otra. Si de todos modos se presenta alguna dificultad, una ducha vaginal puede ayudar. Al introducir agua en la vagina, el tampón Beppy se hace más pesado y tiende a descender más rápido.
    • Nunca reutilices los tampones Beppy una vez usados.
    • No tires el tampón Beppy por el inodoro, ya que puede provocar obstrucciones. Utiliza la papelera.

El tampón Beppy no es un anticonceptivo.

¡PÍDE EL TAMPÓN BEPPY AHORA Y DISFRÚTALO MAÑANA!